Cerro la Silla

Descripción

El Cerro La Silla recibe su nombre debido a su particular forma de “silla de montar”, y es reconocido como uno de los principales íconos de la comuna de Hualaihué. Este cerro se ubica justo al oeste de la desembocadura del estero Hualaihué, y está compuesto por rocas volcánicas de composición basáltica. Estas rocas forman grandes columnas subverticales que son resultado del rápido enfriamiento y la contracción de las lavas en la superficie.

Pero ¿por qué el cerro La Silla tiene esta forma tan particular? Observaciones y estudios preliminares realizados por geólogos, sugieren que su formación es resultado de una erupción que ocurrió bajo un glaciar hace unos 400.000 años atrás. Es decir, la lava que alcanzó la superficie en ese momento se encontró con una potente capa de hielo, la que fue parcialmente fundida. Esto causó la formación de una especie de molde donde se acumuló la lava que dio origen al cerro La Silla, caracterizado por tener paredes muy verticales. A este tipo de estructuras se les conoce con el nombre de “tuyas”, y son comunes en zonas donde coexisten glaciares y actividad volcánica como es el caso de Islandia, Canadá y la Patagonia. Al derretirse los hielos hace unos 15.000 años atrás, el cerro La Silla quedó al descubierto como un testigo de la intensa interacción entre procesos volcánicos y glaciares que ocurrieron en Patagonia Verde.

Mayor información aqui.

Cómo llegar

UTM: 690939.05 m E / 5347331.82 m S / 18G
Latitud 42° 0’10.42″S Longitud 72°41’39.93″O
Latitud -42.002894° Longitud -72.694426°

Mapa Ubicación

Galería de imágenes

1/2 Cerro la Silla, Hualaihué

2/2 Cerro la Silla, Hualaihué

Comunas

Hualaihué

Hualaihué o Wualaiwue es la puerta norte de la Carretera Austral, parte del destino turístico Patagonia Verde y de la Ruta de los Parques de la Patagonia Chilena. Su nombre, que en mapudungún significa lugar de wualas o lugar de aves acuáticas, encierra infinidad de ambientes, los cuales son ideales para aventurarse en sus prístinas extensiones.

Explorar nuestras montañas, costas, volcanes, cuencas, fiordos patagónicos, aguas termales, lagos, ríos y humedales costeros es descubrir una majestuosa naturaleza donde la práctica de deportes extremos es una tentación permanente. Actividades como trekking, observación de flora y fauna, cabalgatas, rafting, kayak de río y mar, travesías y paseos náuticos son algunas de las alternativas de realizar en este territorio.

Su patrimonio humano vivo se destaca dentro de la cultura local a través de las recolectoras de orilla, los tejueleros del alerce y los carpinteros de ribera, siendo estos últimos quienes resguardan las técnicas de const …

Ver más +